Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Noticias Trabajan en mejoramiento del durazno
« Enero 2018 »
Enero
LuMaMiJuViDo
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
Entrar


¿Ha olvidado su contraseña?
¿Nuevo usuario?
 

Trabajan en mejoramiento del durazno

por admin Última modificación May 31, 2010 09:01 AM

Con el objetivo de contribuir a fortalecer la producción de durazno en el Estado de Morelos, investigadores del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos, del Instituto Politécnico Nacional, trabajan en la generación de variedades de durazno con mejor calidad de fruta y mayor resistencia a la oxidación de la pulpa, en regiones templadas y subtropicales de esa entidad.

El cultivo de ese fruto se ha visto disminuido en la región porque las variedades establecidas en la zona tienen una corta vida de anaquel, por lo cual trabajan de forma conjunta investigadores politécnicos, miembros de la Integradora de Productores de Frutas Finas y Derivados de Tetela del Volcán S. A. de C. V. (FRUFIDET) y del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) de Guanajuato.

El proyecto está  a cargo de la especialista del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (CEPROBI), Silvia Evangelista Lozano, experta en biotecnología de plantas, quien se ha dado a la tarea de realizar estudios y evaluaciones con base en porte del árbol, susceptibilidad a plagas y/o enfermedades, época de defoliación, época de floración y fructificación, forma, peso, tamaño, color, oxidación del fruto y sólidos solubles totales (reportado como Grados Brix).

Al respecto, la especialista explicó que Tetela del Volcán, Morelos, se ha destacado por la producción de durazno, que gracias a las condiciones climáticas de la región se puede producir fuera de temporada, logrando así  entrar al mercado cuando las grandes zonas productoras no tienen producción, lo que les permite alcanzar mejores precios.

Indicó que por generaciones esa región ha sido el principal centro de producción frutícola y el núcleo de comercialización de frutas en la Zona Nororiente de Morelos. “Esta actividad genera el 70 por ciento de los ingresos directos e indirectos que la región obtiene de la agricultura; actualmente cuenta con una superficie establecida de durazno de mil 200 hectáreas”, acotó. 

Evangelista Lozano explicó que el cultivo del durazno se ha disminuido en Morelos por las variedades establecidas en la zona que tienen una corta vida de anaquel, pulpa de rápida oxidación y una pronunciada protuberancia, lo cual se une a la poca diversidad de variedades. “Solamente son frecuentes tres variedades en la mayoría de las parcelas comerciales establecidas en la región: Diamante Especial, Oro Azteca y Amapre, por lo que se hace necesario buscar nuevas opciones para la multiplicidad”, sostuvo.

Precisó que el trabajo del CEPROBI se ha enfocado a la evaluación de selecciones de durazneros de bajo requerimiento establecidas en una plantación experimental, en la que se realizan los estudios y evoluciones con la participación de productores de durazno de FRUFIDET, del Doctor Salvador Pérez González, científico de la Universidad de Querétaro, quien generó y facilitó los genotipos que se evalúan, y el Maestro en Ciencias Rafael Fernández Montes, que proporcionó los genotipos del INIFAP- Guanajuato.

La investigadora mencionó que, de acuerdo con los resultados obtenidos, actualmente se cuenta ya con cuatro selecciones, por lo que se han comenzado a distribuir varetas (ramas jóvenes con yemas) entre los productores para que las injerten en sus campos y pueda validarse su crecimiento y resultados.

Finalmente, la científica politécnica expuso que mejorar la calidad y conservación del durazno rendirá beneficios tanto para los productores como para los consumidores, ya que se trata de un producto que, como sucede con las demás frutas, si se consume con frecuencia, contribuye a prevenir al organismo de enfermedades degenerativas y obtenemos una mejor calidad de vida, principalmente ante el actual problema de obesidad que enfrenta México.

Fuente: La Jornada en la Ciencia

Acciones de Documento